Inversa

Normalmente cuando termina un año, las personas pretenden que el mismo se lleve lo malo que ha vivido y les deje lo bueno.
Algunos hacen balances justo en el último día cosa que nunca comprenderé porque vivo haciendo balances (aunque me arriesgo a que el debe supere al haber), otros añoran lo que pasó y la mayoría sueña con lo que vendrá.
Esta vez he decidido hacer la inversa con lo cual pienso quitarle al año aquellas cosas que pretendo guardar para siempre de manera tal que no voy a darle el gusto de arrancarme nada al cambiar la hoja del calendario.
Me quedo con las lágrimas de felicidad porque traerán a mi lado momentos gratos y también guardaré las de tristeza como recordatorio permanente de los errores en los que no debo volver a incurrir.
Voy a grabar en mi piel ciertos días de diferentes estaciones porque lograron que descubriera cosas que no sabía que existían en mí.
También me quedo con momentos imborrables: una noche en una plaza tomando helado, capotes y chillones en invierno, mi segunda lectura de “Cien años de soledad” mientras cebaba mate para dos, una tarde en la feria artesanal de La Redonda, semanas de un intercambio estudiantil muy especial, ver crecer a Iñaki, los instantes en que sentía que cedía por amor y la luz que irradian los ojos y la sonrisa de la persona que amo.
Pero nada sería legítimo si no me quedara con los minutos compartidos con mis amigos de siempre, los nuevos, los que se fueron lejos pero siguen a mi lado, los que volvieron después de mucho tiempo y a los que reencontré por un instante fugaz.
Por primera vez voy a ganarle de mano al tiempo atesorando todo lo que modificó mi vida para volver a empezar mirando las cosas desde otro lugar pero con la fidelidad hacia mis afectos intacta.
Ahora sí: 2007, nada te debo. 2007, estamos en paz.

Anuncios

~ por Siworae en diciembre 31, 2007.

4 comentarios to “Inversa”

  1. Te deseo que se triplique lo bueno del año, te lo merecés.
    Muchas muchas muchas felicidades. Que lo pases lindo hoy. Brindaré contigo tonight a la distancia.
    2007 besos.

  2. Psico: Sabés que el deseo es mutuo. ¡Te quiero!

  3. Confío en que este año sólo te traiga cosas buenas, no sólo te deseo feliz Año Nuevo… te deseo una vida inmensamente feliz.
    Aquí sigo
    Un (h)abrazo al alma.

  4. Querida Pau: Como siempre es una alegría inmensa para mí leerte y saber que recordás pasar por esta nueva casa. Te pienso frecuentemente y me gustaría que retomáramos la comunicación que teníamos hasta hace poco. Te deseo lo mejor para este nuevo año que ya ha comenzado y, como siempre, te mando un (h)abrazo desde el alma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: