Una plaza

Podía haber sido cualquiera pero fué aquélla la que eligió para caminar en una noche de luna nueva.

Tratando de no perder detalle, su mirada se posó en un banco ocupado por dos personas que conversaban tranquilamente mientras saboreaban dos cucuruchos que se veían deliciosos, sus rostros estaban apenas iluminados por la tenue luz de un cigarrillo que encendían cada tanto.

Parecían repasar hechos de otras épocas y a medida que charlaban se acercaban y se alejaban, como si se dijeran cosas en secreto, cosas que no habían compartido con nadie hasta ese instante.

Así fué como mientras el viento le llevaba la calma, la confidencia y la complicidad de aquél encuentro siguió su camino tratando de imaginar la vida que vivirían aquellas personas de allí en más.

Al alejarse pudo sentir el sabor de los helados y la calidez de sus sonrisas.

Anuncios

~ por Siworae en abril 20, 2007.

23 comentarios to “Una plaza”

  1. Muy bueno tu Blog, te felicito. Lei poco y lo q lei me encantó. Desp con más tiempo lo recorreré con tranquilidad.

    Bsos!

  2. Amate: muchas gracias y regresa cada vez que lo desees.

  3. ¿Porqué no compartir un poco de ese helado con ella? Bueno, de alguna manera estaban compartiendo. Ella como observadora.Ellos tal vez no se habían dado cuenta de que compartían.

  4. Cecilia: curiosa la lectura que hizo de la historia porque en ningún momento queda claro si quién observa es una mujer pero si así hubiera sido, ¿no le parece que la tercer persona hubiera estado de más?

  5. Si, si se metía en el medio, pero si la veía de afuera la situación,¿cuál es el tema?
    Muchas veces, cuando camino, cuando veo una pareja, pienso muchas cosas. Depende de la situación en que la vea. Tampoco ando haciendo una investigación o seguimiento de parejas. A veces me llaman la atención y me pregunto si se quieren realmente y otras veces veo el amor patente en los ojos de los dos.Es lindo observar esas cosas. Bueno, a mi me llena el alma la felicidad ajena.
    También veo otras cosas: un niño durmiendo en la puerta de una casa en una avenida a las 13 hs me parte el alma.

    Es lo que me generó su post, lo que su redacción me llevó a imaginar: a ver esa pareja, helado y cigarrillo en manos.

    Beso y excelente finde!!!

  6. Me gusta tu narración, Siworae, me haces vivir y respirar el aire de esa plaza y hasta saborear el helado. Un beso,
    V.

  7. Cecilia: ah, pero entonces interpretó que quién veía la situación desde lejos era una mujer porque usted suele hacerlo pero no porque yo lo haya especificado.

    ElPoeta: muchas gracias. Al momento de escribirlo me sucedió algo similar. Un beso.

  8. Sin quererlo me he sentido identificado con una de las persona del banco. Y creo que me resultaría tan incómodo como mágico saber que alguien puede estar observando y escuchándome en un momento tan personal… acercándonos y alejándonos… hasta el punto de compartir las sonrisas y el helado sin siquiera conocerte.

    Precioso el relato y tu blog, tu forma de escribir. Felicidades y gracias por éste nuevo rinconcito de libertad.

  9. Octubre: creo que de eso se trata, de sentir la magia que puede haber en una mirada ajena que puede estar anhelando lo que ve o imaginando lo que los mismos protagonistas no alcanzar a comprender. Me agrada pensar que en este rinconcito se respira libertad. Gracias.-

  10. Tus palabras me hicieron cómplice de ellos…

    Un abrazo

  11. Veronika: tan cómplices como se sentían en aquél banco de esa plaza, a oscuras, de madrugada. Otro abrazo para tí.

  12. Gracias por visitar mi blog, el tuyo me ha gustado mucho. “UNA PLAZA”, de cierta manera me llenó de nostalgia, yo también me imaginé que quien observaba era una mujer, tal vez porque me identifico con esa situación. Sentí detener el tiempo mientras me imaginaba tal escenario. Te mantendré cerca… Un abrazo!

  13. Agape: Tiene un dejo de nostalgia, como todas las cosas que se miran desde lejos, con ansias de ser protagonista o capturar ese instante en el tiempo.
    Nos mantendremos cerca 🙂

  14. Este post podría llamarse:

    “La/El voyeurista que se afanó los helados”

    O tal vez yo he perdido cierta sensiblidad para apreciar la grandeza de las pequeñas cosas que nos rodean.

    Me inclino por lo primero. Me inclino. Me.

    Ay, me inspiró. Me coy corriendo a la plaza de mi barrio a acechar parejas para cuatrerearles los helados.

  15. Hace un tiempo me hubiese inclinado hacia la posibilidad de acercarse a esas dos personas, pero ahora, que comprendo cuan importante es la intimidad y cuan expuestos estamos a veces, prefiero la idea de observarlos solo por un instante y luego dejarlos que vivan.
    Un abrazo

  16. Jack: Si ve a alguien saboreando uno de mascarpone con frutos rojos se lo encargo para mí, ¿vale? 😉

    Cinzia: Es la mejor de las opciones. Otro abrazo para tí.

  17. sentados en una plaza, estamos casi como obligados a compartir una pequeñisima parte de lo nuestro, es inevitable si se “observa” sacar preconclusiones de la vida de los demás, y no está mal… somos todos cono/desconocidos en una misma plaza…

    beso nena!

  18. Si, soy medio lela (medio del todo) y trastabillo en las palabras mientras miro como se morfan el helado delante mío. Y no convidan!!!!

    A Ud le parece!!!!! Se morfan el helado delante mio y no me convidan ni un cachito.

    🙂

  19. me senti en ellos.

  20. Le he echado un vistacito rápido a tu rincón y me ha gustado. Volveré con mas calma y te comento 😉
    (me esperan para comer!)
    Feliz domingo

  21. Mabriaona: me va a dar un patatús! ¡Apareciste! (te extrañaba, bobis). Volviendo a tu comentario, sentados en una plaza también se puede hacer una abstracción absoluta y dejar que afuera el mundo se desarme, ¿no?. ¡Muacks! 🙂

    Cecilia: desconozco cómo es su naturaleza pero convengamos que si pasa delante de dos personas que parecen compartir un momento de intimidad, trastabilla y encima se queja porque “se morfan” el helado sin convidar, dudo que pueda obtener un buen resultado con la experiencia.

    Alba: ¡qué bueno saberlo! 🙂

    Fantasía: Vuelve cuando quieras y que tengas un excelente Domingo.

  22. Pero más vale! Por eso no se puede tomar seriamente mi comentario, sino metafórico.

    Si dos personas están tomando helado y se aman, lo más probable es que se me dibuje una sonrisa en el alma.Ayer, cuando dos enamorados se besaban en una esquina y justo pasaba me acordé de este post.
    Y me reí porque pensé que tal vez usted haya pensando que una es tan pavota de interrumpir esos momentos. Lamento estimada desilusionarla tal vez, pero jamás interrumpo magias ajenas. No es mi naturaleza.

  23. Cecilia: por eso aclaré oportunamente que desconocía cómo era su naturaleza. El resto de las apreciaciones que hizo recién quedan bajo su exclusiva responsabilidad porque no puedo abrir juicios de valor sobre alguien a quién no conozco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: