Miradas (I)

Volver tal vez no haya sido lo más sano pero peor hubiera sido quedarme.
Posiblemente nunca me perdones por la decisión que tomé pero a medida que crezcas posiblemente puedas entender muchas cosas.
Nunca quise esto para mi vida (mucho menos para la tuya) pero sucede que el destino es impredecible y nos enfrenta a situaciones que no hubiéramos querido vivir jamás.
Sé que fracasé pero te tengo y debo velar por vos, ahora eso es lo que importa.
Algún día no estaré y no quisiera que te quedaras sola en la vida sin poder (ni saber) defenderte y por más que ahora me digan que haciendo lo que hago no te ayudo, sos lo único que tengo y no sé manejarme de otra manera.
Por momentos quisiera hacerte comprender que esa rebeldía que llevás en la sangre no siempre puede ayudarte a caminar pero sé que no me vas a escuchar, no al menos ahora.
Sueño con verte feliz y que el dolor no te alcance pero llegará un día en el que nadie pueda contarte cómo es la vida porque la habrás vivido a tu manera.
Amé, amarás …. ojalá no olvides nunca mi mirada porque será la que te cuide cada anochecer.

Anuncios

~ por Siworae en febrero 22, 2007.

2 comentarios to “Miradas (I)”

  1. Seguro no olvidarás esos ojos verdes…
    Lo que ella debe saber ahora es que, además, sabes contar con bonitos detalles cómo eran.

  2. Nunca voy a poder olvidarlos y espero que pueda ver lo que siento cada vez que los describo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: